VOLVER A LA PLATAFORMA HORTICOM
 

 
 Buscar noticias

 
 Industria hortícola
 Distribución Alimentación
 Comercio
 Socioeconomía y Gestión
 Comunicación
 Arquitectura del Paisaje
 BricoJardinería
 Horticultura Ornamental
 

 
 Búsqueda Avanzada
 Búsqueda Por Autor

Horticultura Ornamental > Flores y arte floral

Terra Viva: bulbos para exportar
Los bulbos de Hippeastrum crecen bajo el sol brasileño
Jyrki Jalkanen · 30/10/08
Suscríbete a nuestro RSS Versión para imprimir  

Un bulbo de Hippeastrum necesita mucho trabajo en su producción y abundante sol brasileño para estar listo y exportarse.
En Brasil todo crece rápidamente. El clima es ideal para el desarrollo de las plantas: todos los días del año hay sol, se presenta sólo una ligera helada, cae la cantidad conveniente de lluvia y la tierra es fértil. No es una coincidencia  pues, que la mayoría de los bulbos de Hippeastrum producidos actualemente en el mundo se cultiven en Brasil. Holambraal, pequeña ciudad situada a 200 km al oeste de Sao Paulo, es el centro de la horticultura brasileña.
El cultivador más importante de bulbos de Hippeastrum es Terra Viva, compañía de financiación holandesa, con 12.000 hectáreas y cerca de 1.300 empleados. Además de bulbos de flores, la compañía produce patatas, plantas de vivero y flores y hortalizas de invernaderos.

Bulbos de Brasbonitas para el exterior

“Nuestro producto principal son los bulbos de Hippeastrum, vendidos bajo el nombre de Brasbonitas. Son ofrecidos al mercado como bulbos, plantas florecidas o plantas de corte”, dice Francisco Schoenmaker, uno de los hermanos propierarios de Tierra Viva.
Terra Viva fue fundada en 1959, pero la producción de Hippeastrum comenzó en 1987. Toda la cadena de producción, desde el campo hasta la caja exportadora, está diseñada para ser eficiente y cuidadosa con los bulbos blandos.
Incluso si se llegara a automatizar algunas de las fases del trabajo, el proceso aún exige mucho trabajo manual. La disponibilidad de recurso humano empieza a ser un problema en Brasil, debido a que las grandes ciudades atraen más y más personas. “De momento hemos tenido éxito en conseguir la cantidad suficiente de empleados”, dice Schoenmaker.

A partir de la nada

Aunque el Hippeastrum puede sembrarse en cualquier época del año, es la demanda la que determina el momento propicio para hacerlo. Si los bulbos van a comercializarse, por ejemplo, en la Navidad de 2008, el Hippeastrum debió de ser sembrado en febrero-marzo de 2006. En ese momento los bulbos son diminutos, con un tamaño no mayor a la uña del pulgar, y son separados de los bulbos más grandes. Algunas variedades no producen bulbillos pero estos pueden ser reproducidos al cortar los bulbos verticalmente, en aproximadamente diez rodajas.
Los bulbillos y las rodajas crecen increíblemente rápido. Después de un par de semanas las hojas surgen y muy pronto cubren el suelo, impidiendo el crecimiento de malezas. No se les permite florecer a los bulbos pues los tallos se cortan una vez los brotes comienzan a abrir.
En Brasil se producen bulbos de Hippeastrum en 14-15 meses mientras que en los Países Bajos tardan 3-4 años para crecer. En Holanda se recogen los bulbos para su clasificación y posterior siembra, a diferencia del Brasil, en donde los bulbos pueden permanecer en el campo todo el tiempo.

Comercialización

Los bulbos que van a florecer en la Navidad de 2008 fueron recogidos en el mes de abril del mismo año. Un tractor y cerca de 50 empleados separan el sistema radicular de la tierra. La recolección es un  trabajo manual.
Los bulbos son guardados en cajas y depositados en una cinta transportadora para su limpieza. Primero se lavan para eliminar la suciedad y posteriormente, utilizando un cuchillo, se les recorta la mayor parte de las raíces y brotes. A continuación los bulbos son secados en bandejas durante un par de días.
El tamaño (circunferencia en centímetros) es el que determina hacia dónde van los bulbos. Por ejemplo, los productores finlandeses prefieren los de 28-30 cm. Los más pequeños (menos de 20 cm) se vuelven a sembrar y los más grandes (más de 38 cm) se venden a los Estados Unidos.
Hasta ahora los bulbos de Hippeastrum se clasificaban siguiendo los anteriores parámetros. Terra Viva, sin embargo, empezó este año a utilizar el peso como un sistema de clasificación, ofreciendo muy buenos resultados.
Una vez clasificados, los bulbos son empacados en cajas de plástico y trasportados por mar hasta Finlandia. El viaje a Europa comienza en abril-mayo y luego de tres semanas llegan a los Países Bajos vía Hamburgo.
Los bulbos reciben un tratamiento térmico por parte de la compañía Kebol BV, no solo en el viaje sino también durante el almacenamiento. Estos llegan a Finlandia a finales de septiembre y ya en octubre empiezan a florecer, aunque más del 90 por ciento de flores lo hace durante la Navidad.

Volver a las raíces

La compañía holandesa Kebol BV es responsable de la comercialización de las Brasbonitas de Hippeastrum. Michel van der Meij, su Director Ejecutivo, dice que el cultivo en Brasil modificó completamente su mercado. En primer lugar, todos los bulbos se cultivaban en los Países Bajos; ahora, más del 50 por ciento se produce en el Brasil, existiendo también algunas siembras en el sur de África y Chile.
En cierto modo, la producción de bulbos de Hippeastrum en Brasil está cerrando un círculo porque la familia de las Hippeastrum es originaria de Suramérica. Hay alrededor de 50 especies en todo el continente. Parte de ellas se utiliza para el mejoramiento genético que actualmente se lleva a cabo en  los Países Bajos. Cada año son traídas al Brasil nuevas variedades para realizarles pruebas de campo. Una variedad tarda entre 8 y 10 años en estar lista para la venta.
Las variedades de Brasbonitas cultivadas por Terra Viva son comercializadas por Kebol BV. En Finlandia las más importantes son Orange Souvereign, Red Lion y Minerva. En otros lugares, donde la temporada es más larga, existe una mayor diversidad. Por ejemplo, en Brasil las Brasbonitas pueden conseguirse durante todo el año.
Las variedades blancas se están incrementando y su participación representa ya un 15 por ciento del total. Sin embargo, son variedades muy delicadas de cultivar y no siempre están disponibles en el mercado.



 
Horticom News - Periodico digital sobre la industria y el comercio hortícola: frutas, hortalizas, flores y plantas de vivero,
el sector de la bricojardinería, construcción del paisaje y urbanismo.
Estos contenidos están realizados para Ud. por
Aviso legal - Polícia de cookies © Interempresas Media, S.L. - 2017